Slider by IWEBIX

Palabras vaciadas. Negocios comprometidos.

03 sep
3 septiembre, 2013

Palabras vaciadas. Negocios comprometidos.

Las sociedades de hoy, inmersas muchas veces en distintas crisis económicas, políticas y sociales, desocupación etc. Llevan a los consumidores y usuarios a la búsqueda de paliativos momentáneos.

Por lo que las estrategias de comercialización y comunicación se enfocaron básicamente en provocar en sus audiencias objetivo emociones y experiencia de marca como paliativos para estos momentos de cambio. Bajo la premisa de ofrecer felicidad se enfocaron en multiplicar el mismo concepto y mensaje una y otra vez, sin importar el medio o la tecnología que transportara o emitiera estos mensajes relacionados con pensamientos positivos. Lo que se buscaba, finalmente, era provocar en sus audiencias todo tipo de influencia y sensaciones que funcionaran como pequeños momentos de placer. Desde los denominados recuerdos proustianos, hasta experiencias de marca lo más extremas posibles – (Ej: RedBull).

Estos sucesos psicológicos que los profesionales de la comunicación y el marketing denominan recuerdos “felices” fueron aprovechados al máximo por los publicistas en cada una de sus campañas para crear las famosas “marcas contentas”.

Recuerdos Proustianos. Memoria involuntaria.

Marcel Proust refleja en su obra, En búsqueda del tiempo perdido, el tratamiento de la memoria involuntaria. Esta memoria está relacionada con los recuerdos que generan en las personas algunas marcas o productos en el momento de su consumo. El recuerdo puede ser traído al presente a partir del contacto con la etiqueta del producto, un cierto olor, el sabor, o por la sensación que provoca en la persona consumir el producto. A esta aparición repentina de recuerdos profundos se la denomina recuerdos proustianos.

Con esta repetición hasta el infinito de estos recursos y acciones se ha provocado el vaciamiento del lenguaje y sus palabras. Por lo que hoy en día nos encontramos con la necesidad de suplir y llenar de “contenido” a los conceptos y palabras que se utilizaron una y otra vez en la comunicación publicitaria. El contenido, por lo tanto, se ha transformado en una solución momentánea para llenar las palabras vaciadas por la repetición indiscriminada de conceptos relacionados con la felicidad, lo positivo, la alegría, etc.

Claramente el objetivo de las estrategias de marketing y comunicación sigue siendo generar notoriedad, visibilidad y atención, en las audiencias para inducir a los consumidores a concretar el impulso generado por estos mensajes en ventas, este objetivo desde ya se mantiene vigente.

Roland Barthes, «el buen mensaje publicitario es el que condensa en sí mismo la retórica más rica y alcanza con precisión los grandes temas oníricos de la humanidad»

Sin embargo, el contenido construido y formulado para componer el mensaje publicitario ha dejado de tener el peso que tenía años atrás. Ya no alcanza con comunicar, ahora hay que Ser.

Para las empresas tradicionales, startup, emprendedores, etc. hoy es necesario  producir productos, marcas y servicios que intrínsecamente sean y posean una cuota de compromiso directo con sus consumidores y su entorno.

De las marcas contentas a los negocios comprometidos.

“Cada hombre tiene que convertirse en el mánager de su propio yo Schirrmacher. 

En este contexto donde se mezclan al mismo tiempo los jóvenes emprendedores nacidos en la era de la comunicación 2.0, el capitalismo del ego y las economías globales en red, con los viejos modelos económicos y sociales. Son las nuevas generaciones de negocios los que logran interpretar este contexto de tensión y ebullición permanente. Entendiendo claramente lo que desean sus clientes objetivos. Las nuevas generaciones “Y” y “Z”.

“Eléctricamente contraído, el globo no es más que una aldea. La velocidad eléctrica con que se juntaron todas las funciones sociales y políticas en una implosión repentina, ha elevado la conciencia humana de la responsabilidad en un grado intenso”. Marshall McLuhan

Esta nueva tendencia de definir los nuevos negocios desde la nueva óptica del compromiso y la responsabilidad, puede ser interpretado como una nueva cosmética publicitaria o un nuevo tipo de compromiso liviano. La realidad es que ha dejado de ser un slogan publicitario para re-nacer dentro de lo que se ha dado en llamar negocios que emocionan o negocios comprometidos.

La era de lo negocios comprometidos.

Nace la era de los negocios comprometidos y responsables, con foco en el medio ambiente, comprometidos con sus pares. En muchos casos inclusive estos nuevos modelos involucran en el proceso de producción del producto o servicio al futuro consumidor.

Para llegar a estos niveles de maduración es necesario que los nuevos emprendedores se centren en la innovación desde esta nueva perspectiva. Buscando que en todas las áreas que componen su negocio, este presente esta nueva visión.  Ya que en la economía de red todos los sectores son muy dinámicos y reactivos frente a los cambios que se producen en su entorno. Copiando, replicando y mejorando rápidamente lo que pueda ser exitoso.

Modelo de negocios: es la definición precisa de cómo la empresa obtendrá sus ingresos y será rentable.

Modelo de negocios comprometido: es la definición precisa de cómo la empresa obtendrá sus ingresos y será rentable manteniendo relaciones comerciales provechosas para las partes involucradas  y el entorno.

Los emprendedores de hoy llevan dentro de su ADN estas nuevas practicas. Dado que son parte de este dinamismo y comprenden que frente a un sinfín de opciones solo los modelos de negocios sin miedos, que rompan con los límites establecidos y con marcas, productos y servicios que logren proponer algo, provocador y apasionante, podrán destacarse y abrirse camino en un mundo de palabras vaciadas listas para llenar.

 

 

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Tags: , , , ,
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>