Slider by IWEBIX

Archive for month: julio, 2015

El Tiempo ha muerto. Internet es presente.

12 mar
12 marzo, 2013

 

 

 

 

 

 

El Tiempo ha muerto. Internet es presente.

El foco de análisis de este post está basado en las transformaciones que ha sufrido el concepto de Tiempo con el advenimiento de las tecnologías de la información y con Internet en particular. Determinado cómo esta revolución ha impactado en los negocios y por añadidura en la comunicación.

Todos tenemos una cierta idea de lo que es el tiempo. Mi intención es poder comprender los características de esta idea del tiempo en su contexto Internet. Para de esta manera poder llegar al origen de los cambios surgidos en este concepto y sus efectos sobre nuestras conductas en Internet y su implicancia en los negocios.

Cuando un usuario se encuentra navegando en internet el contexto en el cual este se encuentra determina su percepción particular del Tiempo. Por lo tanto, nuestras experiencias están atadas a los elementos que conforman ese contexto determinado por el espacio el tiempo y nuestras percepciones personales.

Antes de continuar con el análisis de los efectos que este cambio ha provocado en nuestras conductas y por lo tanto en los negocios, la comunicación y el marketing, es necesario aclarar de que se está hablando cuando nos referimos al concepto de Tiempo.

Concepto general de Tiempo:

Se denomina tiempo a una medida efectuada sobre los cambios que se producen en el universo. Este concepto ha sido extensamente debatido en variadas áreas del saber humano, dejando siempre margen para más reflexiones. Así, ya desde tiempos antiguos la filosofía se ha abocado con diversas posturas al análisis de este tópico, y ya más cercanos a nuestra época, lo ha hecho la física, en especial desde la teoría de la relatividad.

El primer planteo que debe realizarse es que el tiempo dista de ser una experiencia directa, o para decirlo con más propiedad, no existe un “objeto” denominado tiempo que pueda estudiarse por sí mismo. Lo que puede observarse es que el universo cambia, es decir, que guarda una distinción con respecto a sí mismo, una diferencia. La cuantificación abstracta de esa diferencia y ese cambio es aquello a lo que llamamos tiempo. Read more →